News & References

Event

Gira Start de 2019 de Ligabue

Estadio Olímpico de Roma

El roquero italiano acaba de finalizar su Gira Start de 2019, que dio inicio el 14 de junio con una impresionante puesta en escena con los cincos componentes de su banda en nueve estadios italianos. Con 29 años de carrera en lo más alto de las listas de éxitos y una delicada operación de las cuerdas vocales hace un año, Ligabue vuelve al escenario con su guitarra eléctrica, su potente voz y un nuevo escenario, además de 236 altavoces TT+ de RCF.

El estadio cuenta con 58 metros de largo y 22 de profundidad. El fondo del escenario está formado por una imponente estructura de metal donde descansan tres pantallas LED que muestran las dos “L” del nombre del artista y una inmensa cantidad de fuentes de luz para crear unos efectos de iluminación espectaculares.

El sistema de sonido es el reputado TT+ de RCF, que tiene un total de 236 unidades interconectadas a la versión 3.1 del software de gestión RDNet, que controla y monitoriza todos los elementos del sistema.

“Hemos utilizado el sistema TT+ de Ligabue durante mucho tiempo y estoy muy satisfecho con los resultados que tenemos en cada concierto. Desde la introducción de los algoritmos FiRPHASE en el procesador digital de señales, el sistema ha mejorado incluso su rendimiento y siempre me garantiza el sonido neutral y agradable que busco”.

Emanuele Morlini, el diseñador del sistema de sonido, lo describe de la siguiente manera: “El sistema principal combina 24 módulos TTL 55-A que funcionan como altavoces principales y que están suspendidos en una configuración L y R con un corte de frecuencia a 100 Hz (48 módulos en total). A ellos se suman 12 módulos de subwoofer TTL 36-AS suspendidos detrás de los altavoces principales en una configuración L y R. Los subwoofers, que funcionan en un intervalo de frecuencias entre los 60 y 100 Hz (24 módulos en total), aumentan la cobertura de las frecuencias graves en todo el área de escucha”. Veinte módulos TTL 55-A aumentan la cobertura hasta 180° en las zonas izquierda y derecha (40 módulos en total).

“DESDE LA INTRODUCCIÓN DE LOS ALGORITMOS FIRPHASE EN EL PROCESADOR DIGITAL DE SEÑALES, EL SISTEMA HA MEJORADO INCLUSO SU RENDIMIENTO Y SIEMPRE ME GARANTIZA EL SONIDO NEUTRAL Y AGRADABLE QUE BUSCO”.

60 módulos de subwoofer TTS 56-A se encargan de las frecuencias graves en primera línea, en agrupaciones cardioides de tres módulos con un arco electrónico de 100°. Los segmentos externos, discontinuos debido a la presencia de dos pasarelas frontales, están equilibrados gracias a algunos ajustes realizados en el software de gestión RDNet de RCF. Los subwoofers en los laterales se giraron en dirección contraria al escenario en una configuración EndFire para obtener una cobertura mayor a los 180°.

“La cobertura de las primeras filas está respaldada por 16 módulos TTL 33-A que funcionan como frontfills delante del escenario. Además, 4 clústeres de 12 módulos TTL 55-A hicieron su trabajo como sistemas de retardo en los estadios que no contaban con retardo (todos, a excepción de Milán y Roma)”, explica Morlini mientras muestra el esquema del sistema de sonido. “Gracias a esta configuración, la cobertura SPL es estable y sin cancelaciones significativas en todo el área de escucha. Al mismo tiempo se garantiza una excelente atenuación en el escenario, donde se obtiene un sonido seco para los micrófonos y una comodidad acústica óptima para los músicos”.

“Me encantaría poder manejar este sistema con más frecuencia. Su calidad es extraordinaria y sigue siendo válida 10 años después de su puesta en el mercado”. Continúa Alberto Butturini. “Estoy contento de haber tenido la oportunidad de ayudar en el proceso de optimización de este sistema. RCF está haciendo un buen trabajo con los sistemas de gran tamaño”.
.