News & References

Event

El HDL 30-A pone sonido al encendido del pebetero del Festival de la Canción de Estonia

El Festival de la Canción de Estonia, uno de los eventos corales más importantes del mundo, ha obtenido el reconocimiento internacional como uno de los actos más pacíficos de protesta para la obtención de la independencia en 1991. El evento tiene una duración de cuatro días y se celebra cada cinco años en el Auditorio de Tallinn. Coincide con el Festival de Danza de Estonia, una tradición que se remonta al año 1869, con lo que este es su 150 aniversario.

El encendido del pebetero forma parte del ritual y supone el comienzo del festival. La llama inicia su travesía a principios de junio y da la vuelta al país hasta que llega a Tallinn, donde la recibe el alcalde de Tallinn en el Festival de la Canción. Luego viaja hasta el Recinto del Festival de la Canción, donde arde durante todo el evento en la Torre del Festival.

Con motivo de la llegada de la Llama del Festival de la Canción, Event Center, distribuidor de RCF en Estonia, instaló en el escenario el popular line array HDL 30-A (cuatro unidades a cada lado), respaldado por un subwoofer SUB 8006-AS de RCF en cada extremo. Esto proporcionó cobertura para un público de hasta 300 personas.

Dos HD 12-A Mk4 de RCF en soportes de altavoz sirvieron como monitores de escenario para el coro y a invitados que debían pronunciar un discurso, incluido el alcalde.

Según el director de marketing de Event Center, Taavi Kasemägi, la tradición del encendido del pebetero se remonta a 1969, siendo este su 50 aniversario. “El viaje comenzó el 1 de junio en Tartu y, después de la celebración en la Plaza del Ayuntamiento de Tallinn, el evento donde proporcionamos el sonido, se llevó al estadio de Kalevi, donde se encendió la llama del Festival de Danza. Luego siguió su travesía al día siguiente hasta el auditorio del Festival de la Canción”.

En relación al éxito de la instalación de RCF, afirma que “la opinión del cliente en cuanto al sonido fue excelente. Nuestro gestor de proyectos también dijo que el sonido había sido fabuloso, tanto para la voz como para el refuerzo del coro. El HDL 30-A fue la opción perfecta para la ocasión”.

La llama visitó 33 parroquias (de un total de 64, con un recorrido de 4000 km de travesía), donde pasó hasta tres días en cada una de ellas.

“La opinión del cliente en cuanto al sonido fue excelente. Nuestro gestor de proyectos también dijo que el sonido había sido fabuloso, tanto para la voz como para el refuerzo del coro. El HDL 30-A fue la opción perfecta para la ocasión”. Taavi Kasemägi

El evento fue organizado por el Departamento de Cultura de Tallinn. La gestión del proyecto estuvo a cargo de Heiki Pärn, que también instaló el sistema de sonido junto a Ergo Pajuväli y Janno Antsmäe. Los ingenieros de sonido fueron Ergo Pajuväli y Janno Antsmäe.
.