News & References

Installation

RCF EQUIPA ÍNTEGRAMENTE EL NUEVO CENTRO INTERNACIONAL DE CONVENCIONES DE GALES

Stage Electrics utiliza más de 1000 productos RCF en la instalación de 26 000 metros cuadrados

Cuando el Centro Internacional de Convenciones de Gales (ICCW en sus siglas en inglés) abrió sus puertas en septiembre de 2019, con un coste de 84 millones de libras, se convirtió en el primer centro de su tipo en Gales. El trabajo conjunto del Gobierno de Gales con el centro vacacional Celtic Manor hicieron posible la creación de 26 000 metros cuadrados para reuniones, conferencias y ferias (el mismo tamaño de cuatro campos de rugby internacional).

Dentro de este espacio se encuentra el recinto principal de 4000 metros cuadrados, sin pilares y reconfigurable, el cual supuso todo un desafío para Stage Electrics, la empresa de tecnología encargada de sonorizar el recinto. Su solución fue el uso integral de productos del catálogo de RCF, conectando casi 800 altavoces (con lo que se utilizaron más de 1000 componentes RCF en total) en una PA multiuso ubicada en el recinto principal y sistemas móviles en las salas de reuniones, que se combinan para crear un entorno que cumple plenamente las funciones de megafonía principal y alerta por voz.

A Stage Electrics se le adjudicó el contrato para encargarse de la parte audiovisual, la iluminación (incluidos los espacios públicos), los equipos desmontables y el asesoramiento de ingeniería de escenarios, tal y como planificó Russel Phillips, vicepresidente de instalaciones y desarrollo de Celtic Manor. Pero antes que nada, Simon Cooper, director del equipo de ingeniería de Stage Electrics, y Saul Eagles, gerente de desarrollo de negocio, tuvieron que crear un programa de reducción de costes estricto e inflexible para ajustarse al presupuesto.

Stage Electrics ha gozado de un enorme éxito instalando sistemas de RCF en una amplia variedad de aplicaciones durante más de 15 años, tal y como afirma Dan Aldridge, director comercial y de proyectos.

“Utilizamos los productos RCF dada su fiabilidad, la asistencia que recibimos —especialmente en sistemas de audio distribuido en multi-zonas de gran tamaño— y el precio."

"Pero sus productos también marcan la diferencia en precio, especialmente teniendo en cuenta su excepcional rendimiento, lo que hace que sean atractivos para el cliente, sobre todo al hacer comparativas y mediciones cuando se evalúan las opciones, tal y como hicimos en este caso”.”


Mick Butler, director de ventas regional del norte de Reino Unido, llevó a cabo una demostración de la fuente de línea activa de tres vías TTL6-A, y Eric Rymer, consultor de Right Solutions encargado del recinto, dio su aprobación para utilizarlo como sistema de sonido del recinto principal.
 

Antes, el sistema de alarma por voz y evacuación formaba parte de un contrato por separado que empleaba otra marca. Pero debido a que esto habría superado enormemente el presupuesto, Butler presentó a Simon Cooper y Francesco Venturi, del equipo de asistencia de ingeniería de RCF. La decisión de utilizar como pieza central de la instalación el sistema de comunicación multiplataforma DXT 9000 de RCF (conectado a los altavoces de techo de RCF, a los altavoces proyectores de aluminio y a los altavoces de música de fondo) se tomó rápidamente.

Con los costes bajo control, el testigo pasaba ahora a manos de un solo proveedor de servicios.

TTL 6-A
El refuerzo de sonido en el recinto principal funciona de manera independiente de la megafonía principal y el sistema de alerta por voz. Para ello, Stage Electrics utilizó 18 unidades TTL 6-A, 10 unidades de graves activas TTL 6-AS junto al SUB 8006-AS para proporcionar una extensión de graves. Todo ello controlado con RDNet de RCF. La fuente de línea de 3 vías TTL 6-A está equipada con 2 altavoces de graves de 12'', 4 altavoces de medios de 6,5'' y un motor de compresión con bobina de 3'', mientras que el TTL 6-AS cuenta con 3 altavoces de 12''. Este sistema escalable es flexible y fácil de montar. Puede instalarse como solución de una sola caja o expandirse a una columna completa, y está optimizado para permitir ajustar el ángulo de inclinación del TTL 6-A a conveniencia.

Se utilizaron seis modelos EVOX 10 y cuatro EVOX 12 de RCF, a los que se unieron las cajas acústicas HD 10-A, HD 12-A y SUB 8006-AS como sistema móvil altamente portátil en las 15 salas de reuniones flexibles, además del altavoz Media M 801 para la reproducción de medios, incluida la música en segundo plano.

Como Mick Butler apunta, “el modelo TTL 6-A es capaz de todo eso y, al tratarse de un sistema de fuente de línea con patrones verticales y horizontales amplios, no hace falta hacer cálculos complejos cada vez que se reconfigura la sala, algo que se puede hacer de forma extremadamente rápida con este sistema”.

“Puesto que queríamos una calidad excepcional tanto para el sistema de evacuación como para el sistema de sonido, solo había una empresa con la que me sentiría cómodo para llevarlo a cabo: RCF”, comenta Aldridge.

DXT 9000
La inclusión del modelo DXT 9000 de RCF supuso la guinda del pastel una vez que estuvo implementado.

Francesco Venturi pasó a formar parte del proceso, diseñando una solución integral de megafonía principal y alerta por voz que cumpliera las normativas en cuestión de emergencia. Incluyó una infraestructura única de altavoces con certificado EN54-24, que permiten la reproducción de música de fondo para entretenimiento general en zonas comunes y un refuerzo de voz adecuado en las salas de reuniones para las conferencias. Prácticamente todas las salas tienen altavoces RCF, ya sean altavoces de techo PL 70EN, trompetas (horns), altavoces colgantes BS 5EN o proyectores de sonido de aluminio DP 1420EN.

 
Además del recinto principal, el ICCW es un edificio de 5 plantas, con un atrio de entrada de tres pisos, salas de reuniones, dos niveles de aparcamientos y cocinas, así como un auditorio con 1500 butacas, lo cual supuso un gran reto. “Después de considerar las necesidades de Stage Electrics, diseñamos la topología más adecuada para cada espacio, teniendo en cuenta todos los parámetros”, afirma.

El gran atrio presentaba un desafío particular en relación al STI, pero pudo superarse con el diseño validado por mediciones EASE basadas en las predicciones de rendimiento.

Esta forma de abordar el problema cumplió los requisitos previos de un diseño coherente. En el recinto principal, los proyectores de sonido de aluminio DP 1420EN se instalaron a una altura de nueve metros sobre el nivel del suelo con una distribución que ofreció una medición STI muy por encima de los requisitos de rendimiento de la normativa de sistemas de alerta por voz.

Respecto a los elementos electrónicos con certificación EN54-16, la distribución de sonido se realizó mediante tres salas técnicas que comparten datos y sonido monitorizado (Dante) a través de una red Ethernet en anillo de fibra. Además de las instalaciones de emergencia, el sistema de VA debía permitir la retransmisión de entradas locales por zonas y con compatibilidad con un sistema de sonido sobre IP de otro fabricante que gestionar el enrutamiento y la combinación de salas por medio de superficies de control inalámbricas.

Por último, el cliente confió en el departamento de cableado de RCF para la construcción del rack de la megafonía principal y del sistema de alerta por voz, el cableado de dispositivos, las pruebas y la configuración previa. Las pruebas de aceptación con Stage Electrics también se llevaron a cabo en la central de RCF en Reggio Emilia. En total fueron seis armarios con electrónica certificada EN54-16 (matrices y amplificadores), cargadores de batería con certificación EN54-4 para aportar una fuente de alimentación secundaria (incluidas las baterías), distribuidos en tres salas técnicas e interconectados con una red Ethernet en anillo de fibra apoyada por switches de red programados por RCF.

La instalación de la megafonía principal y del sistema de alarma por voz (y otros requisitos técnicos) la llevó a cabo el personal de RCF junto a los miembros del equipo de Stage Electrics, entre los que se encontraban Simon Cooper, Chris Brant (director técnico de proyecto), Aaron Godsmark (líder de equipo) y Steve Chappell (ingeniero encargado).

Al hablar del éxito de la instalación, Simon Denman-Ellis, director de servicios técnicos del ICCW, comenta: “Lo que más le ha gustado al equipo es la facilidad de uso de los sistemas RCF. Todo funciona a la perfección. Es una instalación verdaderamente plug-and-play, pero con el sonido de alta calidad y la fiabilidad que se espera encontrar en un sistema mucho más complejo”.
.