News & References

Event

Nitelites se lanza a la lucha con la artillería pesada de RCF

La productora audiovisual Nitelites tuvo que enfrentarse a uno de sus retos más inusuales y exigentes cuando los ocho mejores equipos de las finales de la Serie 1 de los Esports Championship se presentaron en el SSE Arena, Wembley, frente a multitudes entusiastas de jugadores.
Por suerte había adquirido recientemente el buque insignia de RCF, la formación en línea activa TTL55-A, incrementando todavía más su amplia lista de sistemas de este fabricante italiano. Y tras demostrar su poderío en diferentes escenarios durante el reciente festival We Are FSTVL, estaban listos para integrarlo en el famoso recinto londinense durante los tres días que duró el evento, puesto en marcha por el mismo productor, Simon Barrington de la productora Sibar.
Según el director de Nitelites, Andy Magee, cualquier duda sobre si el sistema de tres vías y alta potencia podría cumplir las expectativas se disiparon en cuanto el sistema recibió entradas del juego de guerra Counter Strike a través del ordenador principal. "El sistema de RCF era tan potente que, si no hubiéramos utilizado una fuerte compresión, el sonido de disparos nos habría aplastado contra la pared", afirmó. "Pero la definición del sistema en los transitorios para sonidos como por ejemplo tiroteos violentos era increíble."
El otro reto consistía en trabajar con la disposición especial del SSE Arena, que incluía una amplia zona de bastidores con unos 40-50 ordenadores, un área de calentamiento y todo un grupo de comentadores con micrófonos de diadema. "Se había montado con todo el espectáculo propio del fútbol americano y además se retransmitía en directo a través de la web", dijo.
Esto imposibilitaba colgar soportes laterales, por lo que el sistema de refuerzo sonoro compuesto por una parte izquierda y una derecha orientados hacia delante tenía que ofrecer una cobertura total, abarcando hasta 50 m de la parte trasera del auditorio y alcanzando además a los espectadores laterales fuera de eje; una proeza que realizó maravillosamente durante los tres días.
Junto con Mike Platt, mezclando en sala, Nitelites diseñó el sistema con 16 elementos TTL55-A en cada lado, más 6 TTL36 suspendidos detrás del soporte central para una extensión de los graves. "Funcionó muy bien a la hora de producir tiroteos realistas, y además extendía el rango de frecuencias por debajo de los 30Hz con las diversas explosiones". También se utilizaron algunos de los módulos de formación en línea TTL33-A de RCF, de los que ya disponía Nitelites, como refuerzo hacia el interior.
También fue muy satisfactoria la experiencia con los comentadores, situados en posiciones tipo sala de redacción, que actuaban conjuntamente con los presentadores que daban la espalda al sistema de refuerzo sonoro. En palabras de Mike Platt, "a medida que iba aumentando el volumen del público, me veía forzado a reforzar a los comentadores alrededor de 12dB, pero pude hacerlo sin que se produjera ningún acoplamiento.”
En general el sistema se ecualizó de manera bastante plana, exceptuando un par de filtros tipo shelving. "Ajusté la ecualización del sistema al timbre de los micrófonos de los presentadores", comentó. "Quedé muy impresionado con el grado de control que podía tener sobre el sistema."
El montaje de Nitelites también logró satisfacer a los jugadores en sus cabinas insonorizadas del backstage, posicionando todos los sub-bajos en una configuración lateral cardioide inversa. Esta incluía 12 sub-bajos de 21” TTS56-A, dispuestos en dos grupos a cada lado del proscenio, con dos de los elementos de cada grupo orientados hacia atrás para cancelar los graves extremos y que no se transmitieran a las cabinas insonorizadas.
Por último, en palabras de Andy Magee, poder contar con RDNet, la plataforma de control y monitorización patentada de RCF, fue otra ventaja clave. "Los múltiples presets para distancia de tiro y demás eran fantásticos, y pudimos usar los ajustes integrados de ecualización, retardo y configuración cardioide."
Así que no todos los elogios se los llevó la enorme pantalla de LED extremo a extremo, y con una distancia pequeña entre píxeles. Además de este sistema de sonido ejemplar, Nitelites proporcionó también sistemas de montaje y más de 200 aparatos de iluminación para este evento.
En resumen, concluyó: "este evento supuso un buen entrenamiento de este sistema - el impacto producido por los TTL55-A y los bajos suspendidos TTL36-A fue increíble. Se ha probado que el sistema es idóneo para este trabajo y, dado que encaja dentro de los presupuestos de producción, ya está resultando una inversión inteligente."
De hecho, la empresa ha tenido tanto trabajo que, en un día cualquiera del último mes, había por lo menos 288 altavoces de RCF fuera del almacén cubriendo distintos eventos.
.