News & References

Installation

Sistema de megafonía y alarma de voz (PAVA) RCF en el estadio de los Ulster Rugby

El Kingspan Stadium, feudo del equipo Ulster Rugby, ha completado una actualización exhaustiva de su estadio en Belfast, Irlanda del Norte. La construcción de tres gradas cubiertas se diseñó para complementar la grada principal (Premium Stand) con un sistema específico de megafonía y alarma por voz de difusión sonora RCF, unido a una alarma anti incendios para crear una infraestructura de comunicaciones y avisos que cumpla con los estándares BS5839 Parte 8.
La empresa integradora de sistemas MGA Communication ganó la licitación pública para proporcionar una red integrada de Alarma y Comunicaciones, y trabajó con el grupo de ingenieros asesores de RCF para diseñar la solución. Se seleccionó el sistema de difusión sonora y evacuación de emergencia de RCF DXT 7000 para cubrir las necesidades de las gradas principales, pasillos y áreas de tránsito masivo, así como baños, salas de reunión, salas de juntas y zonas de bar.
Para crear un sistema equilibrado se utilizaron en las tres nuevas gradas los altavoces de primera línea P 3115T de RCF, con grado de protección IP55; una vez realizados estos MGA Communication colocó también seis pares de racimos de altavoces en la grada principal preexistente (Premium Stand).
En la nueva tribuna se han utilizado seis grupos de racimos dobles de RCF, con cada uno de estos racimos dobles proporcionando una dispersión vertical de 120° (90° horizontal) en los cuatro ejes del campo, mientras que del tejado se colgaron cuatro racimos dobles de RCF P 3115T tanto en la Grada Memorial como en la Grada Family, detrás de los postes.
En todos los casos los soportes de sujeción fueron fabricados por MGA con un soporte de seguridad proporcionado por un sistema de fijación por catenaria con atadura de acero inoxidable.
En palabras de Gerald McKeown, la solución de RCF había sido elegida por su capacidad de atender a diversos criterios clave: cumplían los estándares necesarios de protección IP y de uso como megafonía y alarma, y proporcionaban la dispersión, potencia y respuesta en frecuencia necesarias. También cumplía los requisitos económicos.
En concreto, los altavoces de la grada externa presentaban la capacidad de ajuste necesaria para conseguir una cobertura en toda la grada, garantizando que el ángulo de cobertura se solapara con el del racimo adyacente, con una caída marcada de 4dB en el campo tal y como se pedía. Todas estas características habían sido identificadas previamente con el modelo EASE.
El Manager del Ulster Rugby Stadium, David Boyd, confirmó que "el nuevo sistema de sonido está funcionando perfectamente en el contexto de los días de partido, y la inteligibilidad del lenguaje es mucho mejor". "Lo que teníamos previamente era un sistema de refuerzo sonoro y un sistema de alarma separados, que no estaban enlazados. No había instrucciones automáticas de evacuación en caso de que saltara la alarma contra incendios."
Confirmó asimismo que el sistema de refuerzo sonoro de la grada también necesitaba una actualización puesto que era demasiado unidireccional y no proporcionaba una respuesta plana en las tribunas. "Con las cuatro gradas conectadas al sistema de refuerzo sonoro tenemos total flexibilidad, puesto que es importante poder operar cada grada de manera separada", dijo.
La sala de control principal está situada en la grada Family, controlando los cuatro racks de equipo de megafonía y alarma (uno por grada), con cables de datos y control ingnífugos de cobre y fibra, en un estadio que puede albergar ahora a la imponente cifra de 18.150 personas.
Mientras tanto, las vías de acceso generales están cubiertas por altavoces de techo RCF PL 70EN, altavoces de pared RCF DU 50EN, así como altavoces RCF P 3115 para el graderío, mientras que los altavoces de proyección resistentes al clima RCF DP transmiten información al público entrante y saliente. Se han utilizado los amplificadores de RCF UP 8000, energéticamente eficientes y de clase D, para potenciar los sistemas.
En resumen, Gerald McKeown afirma: "tenemos una gran relación con RCF, como puede verse en el asesoramiento que nos dieron cuando realizamos la instalación del (cercano) Complejo Acuático y de Entretenimiento Bangor Aurora."
" Estamos muy contentos con el producto. Hay hasta 40 o 50 partes de un sistema que tienen que ser compatibles y nos da una gran seguridad que RCF pueda cumplir este requisito."
.